ATE Rosario - Asociación de Trabajadores del Estado Rosario
ATE Rosario - Asociación de Trabajadores del Estado Rosario

Asociación Trabajadores del Estado

- Seccional Rosario -

Compartir:


Despidos en Fabricaciones Militares: “No quieren el diálogo”

Ayer, coincidiendo con el paro nacional de ATE, se desarrolló una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo de la Nación. La misma fue pedida por el sindicato para denunciar los 35 despidos en la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán y exigir su reincorporación. El emisario del Ejecutivo Nacional negó el hecho, aduciendo que se trata del “mero vencimiento del plazo contractual”.



Ayer a media mañana dirigentes de ATE y trabajadores de la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán participaron de una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo de la Nación. La misma se produjo en paralelo con el paro nacional de ATE, cuyo acto central en Rosario se realizó en la misma esquina de esa dependencia nacional.

La reunión había sido solicitada por el sindicato para denunciar los 35 despidos en esa planta y exigir su reincorporación inmediata. Además, estuvieron presentes autoridades de esa dependencia; Raúl Insaurralde, Sub Director a cargo de la Dirección de la Fábrica; y Gustavo Schulz, abogado del Departamento de Asuntos Jurídicos de la sede central de la Dirección General de Fabricaciones Militares.

La importancia de este encuentro residió en que fue la única instancia de diálogo que se ha logrado abrir hasta ahora frente a los masivos despidos en ese área tan sensible para la defensa nacional. Ni siquiera el interventor de Fabricaciones Militares, Luis Riva, se reunió con delegados de los trabajadores despedidos, ya que suspendió, a pocas horas de concretarse, una reunión que estaba prevista para el miércoles pasado.

El ingreso a la audiencia llamó la atención de sindicalistas y trabajadores: en la puerta del edificio de ANSES, en la esquina de Sarmiento y Rioja, fueron interceptados por personal de la Policía Federal que controló quienes ingresarían a la reunión, en el cuarto piso.

Una vez en las oficinas del Ministerio, los cinco representantes de los trabajadores despedidos y los cuatro referentes de ATE pudieron exponer la situación, adjuntaron el listado de quienes fueron cesanteados y explicaron los motivos por los que exigen su reincorporación. “La contratación fraudulenta de cada uno de ellos; la realización de tareas normales y habituales de planta permanente de cada uno de ellos, el obrar antijurídico de la empleadora que incumple procedimientos reglados por la ley 24.013 y su decreto reglamentario”, es la enumeración que aparece en el acta de la audiencia. Además, también rechazaron “la restructuración que la empleadora pretende implementar” porque “el costo lo carga a los trabajadores”.

Luego fue el turno de los representantes de la patronal, en la voz del abogado Schulz. Según consta en el acta, se limitó a manifestar que “la desvinculación de los agentes ha operado por el mero vencimiento del plazo contractual que unía a las partes, desconociendo por ello todas y cada una de las argumentaciones brindadas” por los trabajadores anteriormente.

“Creemos que es irresponsable, irrespetuosa y realmente desproporcionada la posición que tiene un abogado que viene en representación con instrucciones precisas y dice 'niego los despidos' con una frialdad absoluta”, evaluó Raúl Daz, Secretario General de ATE Rosario, una vez finalizada la audiencia.

El dirigente recordó que la antigüedad de los despedidos oscila entre los 5 y los 18 años, siempre con la modalidad de contratos, pero que las autoridades “no vienen a reconocer la fraudulencia, el fraude laboral, no van a reconocer absolutamente nada de la precarización laboral. No quieren el diálogo, toman decisiones unilaterales, son insensibles, fríos y calculadores”.

Daz remarcó que ya se produjeron 354 despidos en las cuatro plantas y en la sede central de Fabricaciones Militares. Por ello adelantó que hoy se realizará un plenario de todos los trabajadores de esa dependencia en la localidad de Azul, donde incluso peligra la continuidad de la fábrica establecida allí, Fanazul.

Por su parte, el Secretario General de la Junta Interna de la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, Fernando Peyrano, calificó como “un acto de cobardía” lo sucedido en la audiencia. “Traen a una persona que lo único que agrega es que no son despidos sino que es la cancelación de contratos”, relató.

Para el delegado, a las autoridades nacionales “no les interesa la producción y quieren que vengan productos de afuera. Desactivan las propuestas que vos tengas para el trabajo y compran productos de afuera, importados de Israel, Estados Unidos o China. Sabemos que vienen por nuestra Fábrica, porque no les interesa la producción”.

Consultado sobre su apreciación de la reunión, Peyrano expresó su desánimo: “vinimos con una expectativa de diálogo, para tener alguna luz de esperanza y lo único que nos deja es sin paz. Meses de estar resistiendo, de denunciar el vaciamiento y lo que venía. El último mes lo que hemos pasado no fueron días de fiesta y ahora siguen con esto. Los compañeros resisten y aguantan, pero estamos sin paz, no tenemos vacaciones, no tenemos fiestas”.

 

* Equipo de Comunicación ATE Rosario

 


Tags de noticia: Nacionales